lunes, 13 de diciembre de 2010

Tan sólo por una frase...

Escribir, cantar, conocer... el mundo de las percepciones es tan amplio, lo que podemos saber es tanto. Hay muchas cosas que no entiendo; no entiendo casi nada. Este año fue una bola de cosas, con muchos cambios, descubrimientos, vivencias, sufrimientos. Claro que como dice una canción que me gusta mucho "los fantasmas del camino son el eco de mi nombre". Y encauzar todo eso a veces no fue fácil...
Si: este post tiene tono de fin de año. Pero... y qué? No lo puedo evitar. No soy de hacer balances, pero las lecturas del blogg de Marti me contagian e inspiran para esto. Me parece que compartir es de lo más importante que nos puede pasar en este espacio cibernético y en la vida misma (o era lo mismo?). Este blogg que se propone interrogar, escuchar, viajar por caminos musicales y poéticos, no pretende quedarse en la autoreflexión y el autoconocimiento. Aunque, ciertamente, estas cosas son centrales en el camino transitado.
Escribo (y casi podría decir que VIVO) porque me fascina apropiarme de las palabras. Porque me encanta decir. Porque se vuelve un vicio, cada vez más. Y de los mejores. Y cuando me encuentro con personas que sienten parecido eso me emociona, me conecta, me hace brillar. Y quizás por eso el tiempo de balance. Porque anduve un tiempo muriendo los domingos y sintiéndome bien los lunes. Porque las conectas del 2010 fueron fuertes, profundas, intensas. A veces muy duras, penosas. Más aún: se vuelven desconcertantes, inabarcables, inmensas, caóticas. Y ya se me escapa, de vuelta, la escritura. Como se multiplican las listas de cosas por hacer, como se disparan los dedos tras melodías prestadas. La pasión por decir, no obstante, a veces se vuelve silencio, porque el agua escasea y la cosecha se vuelve pobre. Pero con eso soy bastante indulgente, porque no dudo de mi pasión por decir. Porque tan sólo una frase me puede emocionar y no necesito nada más. Juro que no.

Tomar la palabra... La semana pasada estuve escuchando a Liliana Herrero en el Auditorio de Radio Nacional. La entrerriana cantaba en el programa que se emite de 19 a 20 por la FM Folclórica de la radio pública. Y yo que justo pasaba en colectivo me bajé al ver su foto en la cartelera, intuí el concierto.
Si bien al principio no me convenció mucho la formación de músicos que la acompañaba, con el correr de los minutos me fui encontrando a gusto. Disfruté de las canciones y de esa artista que pone el cuerpo y se vuelve río, madera, viento, montaña, camino, lamento, alegría, cosecha, remanso, bravura, tristeza y susurro. Poner el cuerpo con esa convicción...
Disfruté también de conocer nuevas cosas, como la canción del uruguayo Edú Lombardo llamada ABC, interpretada con dulzura. ("Si la armonía es la ciencia de mantener la paciencia, la pasión").
Pero, además, tuve la suerte de emocionarme y aplaudir cuando la escuché decir: "Yo a veces canto una canción por una sola frase. A mí me tiene que gustar lo que dice. En este caso, en Pan de agua, la letra me gusta toda; toda la canción es genial. Pero yo la canto porque me gusta la frase `la vida es un río bravo, pescador´. Tan sólo por esa frase". Y eso me pareció magnífico. Más allá de los gustos personales por lo que determinado artista hace, personalmente valoro mucho esa pasión por decir. Capaz a veces no es mucho, pero con lo que hay, si es profundo y sincero, es suficiente. El poder de la palabra es ese prisma que multiplica los sentidos, que conduce, que apasiona, que nos deja turbulentos o calmos. Y el cuerpo de por medio. La frase me da vueltas... la vida es un río bravo. Y sigo sin entender; porque a veces no entiendo. Pero si me emociono, si la conecta seguirá dando vueltas, si la rueda sigue girando, si las resoluciones llegan con nuevas tensiones, si hay tan sólo una frase que me impulsa... entonces no me importa no entender, al menos hoy.

3 comentarios:

mART! dijo...

iñaaaaaa!!!
qué lindooooooooooo!!! que bueno verte volver a pleno por acá, ehhh!!!
quiero ver un 2011 lleno de descubrimientos compartidos, y el blog nos ayuda a no perder esa continuidad en épocas que quizás no nos vemos tanto por una cosa u otra!

:)
qué lindo el tema ABC! no conocía a Edú Lombardo! todo un hallazgo ehhh!
nos vemos en un rato para ver a dos genias ! seguro que los volvemos inspirados de tal experiencia!

por más, iña. vamos por mucho más!
no hay que detenerse ni desesperar. hay que buscar pequeñas grandes frases, como bien mencionás en esta entrada!

te quiero mucho, y quiero más experiencias como lobos en grupo ehhh! qué lindo compartir. es la posta eh! nada puede ser mejor.
besooo, te quiero mucho. y seguí produciendo que te veo en la crestaaaaa!!!

Asociación Civil Patito Reo dijo...

Iña... qué bueno que te conocí...

Iñaki dijo...

ja!
eso debería decirlo yo!